Entrevista al Presidente del Colegio Oficial Nacional de Prácticos de Puerto, publicada en la Revista Willis Claims

Portada entrevista

"El Colegio ha tratado y trata de concienciar a los Prácticos sobre la necesidad de identificar, analizar y prevenir los riesgos"

Tras finalizar los estudios y navegar varios años en la flota mercante, entré en el servicio de practicaje en el año 1986 en el puerto de San Carlos de la Rápita, después, en el año 1995 pasé a prestar servicio en el puerto de Barcelona donde sigo actualmente. En el año 2008 entré a formar parte de la Junta de Gobierno del Colegio en calidad de Vicepresidente y desde 2012 me cabe el honor de representar a todos los prácticos como Presidente.

En primer lugar, ¿podría darnos unas breves pinceladas sobre el Colegio Oficial Nacional de Prácticos de Puertos de España y la función de los Prácticos en el mundo del Transporte Marítimo?

El Colegio representa a todos los prácticos de puerto de España,  como cualquier otro colegio profesional desempeña funciones de ordenación del ejercicio profesional, de representación y defensa de sus miembros y de servicio a los colegiados. Entre sus fines se incluye, además, el de colaborar con las Administraciones Públicas en la salvaguarda de la seguridad marítima, de la vida humanan en la mar y el medio ambiente marino.

El Práctico es el enlace entre el equipo del buque y el equipo del puerto, técnica y legalmente, nuestra labor consiste en el asesoramiento a los Capitanes a bordo de los buques para facilitar su entrada y salida de puerto así como las maniobras náuticas dentro de éste en condiciones  de seguridad.

La aproximación a puerto es la maniobra más difícil  a la que se enfrenta un buque, restringido en cuando a la superficie y sonda disponible tiene que interactuar con otros tan restringidos como él, en un espacio sujeto a condiciones medioambientales específicas con las que no está familiarizada la tripulación. La labor del práctico unida a la de otros servicios técnicos náuticos como el remolque deviene esencial para el buen fin de la maniobra.

¿Cómo se involucra el Colegio de Prácticos en el establecimiento de la política de gestión y control de los riesgos?
El Colegio ha tratado y trata de concienciar a los prácticos sobre la necesidad de identificar, analizar y prevenir los riesgos y en última instancia de reducir la siniestralidad mediante la difusión y análisis de siniestros propios o ajenos. No sólo hemos sido pioneros a nivel europeo en materia de formación sino que hemos incluido en nuestros Cursos el análisis de accidentes y la forma de operar en situaciones límite o de emergencia.

¿Cuáles son las principales características del sistema de Gerencia de Riesgos implantado por el Colegio? ¿Cómo funciona?
La labor del Colegio se circunscribe a la impartición de directrices a los colegiados  que, agrupados en torno a una Corporación  (entidad mercantil) es la responsable de prestar el servicio de practicaje en cada puerto. Prácticamente todos los colegiados operan bajo sistemas de calidad, prevención de riesgos laborales y medioambientales.

¿Cree que han conseguido crear una verdadera cultura sobre el riesgo en la organización? ¿Cambiaría algo de ella?
Es un proceso continuo. Los prácticos son muy conscientes de los riesgos  asociados a nuestra actividad. El análisis de accidentes incluido en nuestros Cursos de Formación ha contribuido sin duda a optimizar esa percepción. A través del método del caso, se analizan accidentes e incidentes reales y/o diseñados exprofeso para potenciar un debate y un enriquecimiento de los prácticos, a su finalización los colegiados tienen una perspectiva más amplia. Esta cultura de análisis se ha trasladado también a los puertos.

En estos momentos, ¿cuáles son los riesgos, aparte de los obligatorios como colectivo, que más les preocupa?
Sin duda, los medioambientales.

¿Que siniestros puede tener un práctico? Podría ponernos un ejemplo
Dado que los prácticos participan directamente en las maniobras de los buques los riesgos son los inherentes a la actividad como podría ser una embarrancada o una colisión contra objetos fijos y flotantes. Las consecuencias que de ellos se deriven ya sean medioambientales u operacionales tienen una enorme trascendencia.
En lo que afecta al servicio la operación de transbordo de práctico desde la embarcación al buque y a la inversa entraña un riesgo cierto. La embarcación se acerca al buque que mantiene su rumbo y velocidad para posibilitar que el práctico pueda ascender por la escala. La influencia de la mar y la diferencia de tamaño entre el buque y la embarcación provocan que ambos se muevan de forma diferente con  oscilaciones de varios metros de amplitud. Existe un riesgo de colisión para la embarcación y para el práctico de caída a la mar y arrastre a la estela del buque y  otro de aplastamiento por nuestra propia embarcación.  La preparación y adiestramiento de nuestras tripulaciones es crucial, lamentablemente no controlamos la pericia y rigor técnico de la tripulación y medios del buque.

¿Cuál ha sido el siniestro o la circunstancia relacionada con un siniestro de mayor impacto para el colectivo?  
Afortunadamente no hemos tenido siniestros de gran importancia. En el terreno personal hemos tenido que lamentar la muerte de uno de nuestros Patrones.

¿Cómo vive un siniestro la figura del Práctico?
Con enorme preocupación. Sobre el práctico recae la obligación de comprobar que los elementos esenciales de propulsión y gobierno de los buques se encuentran en las debidas condiciones para entrar en puerto. El intercambio de información y la planificación de la maniobra con el Capitán es fundamental.  No obstante en el momento actual el 62% de los buques extranjeros que son inspeccionados en España tiene algún tipo de deficiencia, por ese motivo nunca existe la certeza de que toda la información que recibe el práctico y sobre la que se planifica la maniobra es la correcta ya que los Capitanes se deben a los intereses de su armador y en general antepondrán estas circunstancias a cualquier otra consideración. A esto hay que añadir las circunstancias medioambientales (viento, corrientes, altura de ola)  y las operacionales (fallo de los equipos) que pueden surgir y de hecho surgen durante la maniobra.

¿Cómo ayudan otras partes involucradas en un siniestro de practicaje, es decir abogados, bróker, perito, compañía?
Por deformación profesional y por convicción somos partidarios del trabajo en equipo. Los prácticos conocemos el mundo marítimo y podemos aportar ese conocimiento  y experiencia  al resto de partes involucradas. Estamos muy satisfechos  de esta forma de trabajar.

¿Qué opina de la Nueva Ley de Navegación Marítima y qué impacto tiene en la profesión del Práctico de Puerto?
Tremendamente positivo. En cuatro artículos la Ley de Navegación ha condensado un  buen número de normas y Resoluciones de la Organización Marítima Internacional que por su dispersión no eran suficientemente conocidas, especialmente en lo relativo a la responsabilidad de los intervinientes y  a la preeminencia del Capitán.

¿Cómo han cambiado las nuevas tecnologías el trabajo de los Prácticos de Puerto?
Las nuevas tecnologías contribuyen, en primera instancia al diseño de las infraestructuras portuarias y a continuación a la optimizar la explotación portuaria. No obstante este es un proceso de evolución constante por cuanto la industria marítima, los buques aumentan de tamaño en tanto las infraestructuras permanecen inalterables en sus dimensiones.  Las nuevas tecnologías nos llevan al límite operacional del puerto.

¿Qué es lo que más les atrae de su profesión?
Sin duda la mar y el contacto con los buques y sus tripulaciones.

¿Qué aporta Willis como bróker para valorar sus riesgos, y en particular con su Departamento de Siniestros?
En Willis en general y en el Departamento de Sinestros en particular, hemos encontrado el colaborador que necesitábamos. Su experiencia y conocimiento son muy útiles y de agradecer. Trabajamos en equipo, con lealtad, fluidez y dedicación.

¿Qué planes o proyectos profesionales tiene para 2015?
Seguiremos con las líneas trazadas en nuestro Plan Estratégico y desarrollaremos diversas líneas de formación complementarias de la profesión.

Descarga Revista Willis Claims Nº 3 | septiembre 2015

AdjuntoTamaño
DESCARGA ENTREVISTA102.86 KB